Juntos diseñamos seguridad

Los productos d-flexx se deforman y absorben la energía del impacto. Tras una colisión, el entorno y el vehículo permanecen sin daños, por lo que no es necesario sustituir los productos.