CLC Load Cell

El modelo CLC es una célula de carga de muy bajo perfil, que funciona según el principio de la fuerza de cizallamiento (sin membrana), ideal para aplicaciones en entornos difíciles. Gracias a su diseño especial, la célula de carga CLC es insensible a las cargas laterales y a otros efectos de interferencia. Gracias a su elevado rango de temperatura de funcionamiento, de -40 a +125 °C, la célula de carga CLC es adecuada para su uso en acerías y fundiciones. Gracias a su alta repetibilidad y a su gran estabilidad a largo plazo, la célula de carga proporciona muy buenos resultados, incluso después de un uso perenne. La clase de protección IP67 ofrece una excelente protección contra el polvo y la humedad.

Categoría: